Rendimiento en clima frío

Uncategorized

Aprovechando las temperaturas que estos días nos acompañan mientras entrenamos, vamos a ver que provocan en nuestro organismo a distintos niveles y finalmente como nuestro rendimiento se ve afectado.

En la siguiente imagen tenemos sobre qué ítems vamos a ver como se ve afectado nuestro organismo. Al final tendremos una tabla resumen y unas reflexiones a modo de resumen para organizar todas las ideas que se exponen durante el artículo.

 

imagen-frio-ejercicio-copy

 

TERMORREGULACIÓN

Wilmore J., Costill D., exponen en su libro que si el ejercicio se prolonga y se lleva a cabo a una intensidad moderada, temperaturas ambientales alrededor de 11ºC, pueden ser una ventaja, pero que si la intensidad es inferior y el individuo no genera suficiente calor metabólico para compensar los efectos impuestos por el ambiente frío, entonces temperatura de 11ºC pueden ser perjudiciales para el rendimiento 1.

De la misma manera Castellani JW, Young  a. J, 2012, encuentran que durante el ejercicio a intensidades demasiado bajas para que la producción de calor metabólico sea lo suficientemente alta como para equilibrar la perdida de calor, la absorción de oxígeno será más alta que en condiciones más cálidas debido a los requerimientos metabólicos añadidos 2.

Entendemos que, aún alrededor de temperaturas moderadas de unos 11ºC y a intensidades suficientemente alta como para que la producción de calor metabólico equilibre la temperatura corporal, siendo entonces beneficioso para el rendimiento, el consumo de oxígeno será más alto que para condiciones más cálida.

Por otro lado Sandsund et. al, 2009, comparan en varios atletas con una carga de ejercicio intenso a dos temperaturas diferentes, encontrando:

  • Para una temperatura ambiental de 20ºC, con 28ºC de temperatura en la piel y 39ºC de temperatura central, la sangre a nivel de la piel fluye aproximadamente 0,80 L/min,
  • mientras que con una temperatura ambiental de 10ºC, con 25ºC de temperatura en la piel y 39ºC de temperatura central, la sangre a nivel de la piel fluye aproximadamente 0,63 L/min 3.

Por lo tanto a una temperatura de unos 10ºC nuestro organismo debe hacer llegar menos sangre a la piel para poder mantener un equilibrio de la temperatura corporal.

Hasta el momento ya hemos visto varios investigadores que extraen diferentes conclusiones para el gasto energético que provoca la regulación de la temperatura corporal. Para acabar este apartado encontraremos la opinión de otros investigadores que comparaban las marcas obtenidas a diferentes temperaturas para una prueba de Maratón.

En el primer estudio se encuentran mejoras del rendimiento para temperaturas más bajas. Mientras que en el segundo estudio se distingue que es más fácil padecer hipertermia que hipotermia y es a partir de los 12ºC donde esta la barrera de sufrir hipo- o hipertermia.

  • Suping et al., encontraron que al examinar la influencia del clima en el rendimiento de maratón encontraron que los tiempos de carrera eran de 1 a 10 min más rápidos cuando la prueba se desempeñaba a una temperatura cercana a los 8ºC respecto a los 29ºC 4.
  • Cheuvront S. vio que la temperatura de la NYC Maratón osciló entre 1 y 29ºC entre los años de 1984 y 1995. Produciendose más casos de hipertermia que de hipotermia y siendo una temperatura por debajo de 12ºC cuando los corredores pueden estar en riesgo de desarrollar hipotermia en lugar de hipertermia 5.

 

MUSCULARMENTE

Para contracciones musculares explosivas, las bajas temperaturas pueden ser limitantes en el rendimiento 1.

El músculo enfriado tiene menor capacidad para generar fuerza por sección transversal 8.

 

HORMONALMENTE y FRECUENCIA CARDÍACA

Contrariamente a lo que se cree, la combinación de ejercicio y exposición al frío no actúa de forma sinérgica. Los niveles de ácidos grasos libres (FFA) no son mayores. El glicerol, indicador de movilización lipídica, también se reduce con el frío. Esto no debe confundirnos y hacernos pensar que esto se deba a una falta de estimulación hormonal, ya que, las catecolaminas, que promueven la lipólisis, son más altas durante el ejercicio en aire y agua fría. La vasoconstricción inducida por el frío sería la razón que dificulta la obtención de FFA del tejido adiposo subcutáneo 8.

Los niveles de lactato suelen ser más altos. El tiempo de retraso entre la producción de lactato dentro del músculo y su liberación en la circulación venosa puede ser incrementado por la exposición al frío 8.

A nivel cardíaco se observa como la frecuencia cardíaca es a menudo, más baja durante el ejercicio en frío. La relación entre la FC y el VO2 se desplaza de manera que a una velocidad dada la absorción de oxígeno es mayor 8.

Otro artículo experimentaba un test progresivo hasta la fatiga en tres diferentes temperaturas 20ºC, 0ºC y -20ºC. Observaron que las respuestas metabólicas y hormonales después del ejercicio incremental progresivo son alteradas por la exposición al frío, indican una marcada disminución en la absorción máxima de oxígeno, el tiempo de agotamiento y la carga de trabajo 9.

Puede que en este último estudio comentado la diferencia entre los rangos de temperatura sean muy elevados y los resultados entre las tres temperaturas sean de difícil comparación.

 

DESHIDRATACIÓN

El cuerpo sufre deshidratación durante el ejercicio. En un ambiente frío, la deshidratación aumenta a través de la pérdida de agua extra respiratoria al aire frío. La deshidratación reduce el volumen plasmático, disminuyendo el flujo sanguíneo (menos calor) a los tejidos periféricos (manos y pies) aumentando así el riesgo de congelación.

 

AGRAVANTES

Se encuentran dos causas que pueden facilitar los problemas en ambiente frío: haber sufrido problemas en ambiente frío con anterioridad o recidivas y el género.

Recidivas: Problemas relacionados con el frío anteriormente aumentan entre 2 y 4 veces el riesgo de volver a padecer algún tipo de problema similar 6.

Género: La tasa de lesiones por hipotermia para las mujeres es 2 veces mayor que para los hombres 6.

 

ATENUANTES

Aunque pueda parecer extraño, por si, una peor o mejor capacidad aeróbica máxima no demuestra ninguna mejor regulación de la temperatura en clima frío.

Al parecer resulta más beneficioso para la termorregulación corporal las diferencias antropométricas. Una mayor masa muscular ayuda a producir un mayor calor metabólico para la misma intensidad con menos masa muscular 6.

Si bien es cierto, una buena capacidad aeróbica que nos permita realizar ejercicio continuado, nos asegurará que produzcamos calor metabólico manteniendo la temperatura corporal y evitando hipotermias.

 

RENDIMIENTO EN COMPETICIÓN

Para concluir y a través de los siguientes gráficos podremos extraer alguna conclusión y así una ventaja para nuestros entrenamientos.

En estas tres imágenes vemos como tras realizar la competición a una temperatura de 10ºC es mejor para el rendimiento que si la hacemos a 30ºC.

En la imagen vemos que el ritmo de competición es más rápido a 10ºC que a 20º o 30ºC.

velocidad-frio

En esta segunda imagen se observa como la perdida de peso (seguramente por deshidratación) es mayor a 30ºC que a 10ºC por lo que el rendimiento será menor.

peso-frio

Por último, vemos como la prolactina, hormona que se relaciona con el estrés y con una posterior sensación de fatiga prolongada, es mucho mayor al acabar la competición a 30ºC que a 10ºC 7.

prolactina-frio

 

REFLEXIONES

Al parecer, después de varios artículos que se contradicen en algunos aspectos, demostrando que la relación con el ambiente frío es más compleja de lo que podría parece, la conclusión es que el rendimiento a temperaturas medias-bajas, alrededor de 8ºC a 12ºC es una buena temperatura para obtener un buen rendimiento en competiciones de resistencia:

  • No utilizar energía para la termorregulación en ambiente frío hace que el consumo calórico se concentre más en la generación de movimiento
  • Los niveles de fuerza explosiva se pueden mantener mediante un buen calentamiento y descender a temperaturas muy bajas.
  • La deshidratación es menor a temperaturas medias. Tanto a altas temperaturas como bajas temperaturas el nivel de deshidratación se acelera por motivos distintos, provocando así una mayor disminución de la performance.
  • A temperaturas altas la deshidratación es mayor que a temperaturas bajas.
  • No esta claro que el frío ayude a utilizar mejor las reservas de FFA, muy útiles para carreras de resistencia o ultra-resistencia, seguramente si el atleta entrena de manera frecuente y periódica podría acostumbrarse a las bajas temperaturas. De esta manera no se produciría una vasoconstricción severa, teniendo así, un mejor acceso al tejido subcutáneo donde se almacena en gran medida el tejido adiposo.

 

CONSEJOS OPTIMIZACIÓN DEL ENTRENAMIENTO EN AMBIENTE FRÍO

  • Adaptación progresiva y continuada al ambiente frío.
  • Utilización de material que reduzca la perdida de calor corporal y evaporación durante la respiración.
  • Buen calentamiento a nivel muscular para reducir la perdida de fuerza.
  • Prestar atención extra en hidratación y consumo de calorías para entrenamientos o competiciones largas.
  • Tener en cuenta agravantes como haber sufrido congelaciones o hipotermias con anterioridad y si eres mujer.

 

TABLA RESUMEN

tabla-resumen-frio

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Wilmore JH, Costill DL. Fisiologia del Esfuerza y del Deporte.
  2. Castellani JW, Young a. J. Health and performance challenges during sports training and competition in cold weather. Br J Sports Med. 2012;46(November):788-791. doi:10.1136/bjsports-2012-091260.
  3. Sandsund M, Wiggen Ø, Færevik H, Karlöf L, Reinertsen RE. THERMOREGULATORY RESPONSES IN CROSS-COUNTRY SKIERS A FIELD STUDY. 2009;(March).
  4. Kenefick RW, Cheuvront SN, Sawka MN. Thermoregulatory Function During the Marathon. Sport Med. 2007;37(45):312-315. doi:10.2165/00007256-200737040-00010.
  5. Cheuvront SN, Haymes EM. Thermoregulation and Marathon Running Biological and Environmental Influences. 2001;31(10):743-762.
  6. Christine M, Leslie J, Lorita R. National Athletic Trainers’ Association Position Statement: Preventing, Det. 2008;45(4):411-428.
  7. Sparks A, T Cable N, Doran D, P M Maclaren D. Influence of environmental temperature on duathlon performance.
  8. Doubt TJ. Physiology of Exercise in the Cold.
  9. Quiron A, Lurencelle L, Paulin L, Volgelaere P. Methabolic and hormonal responses during exercise at 20oC, 0oC and -20oC.

 

TREKKING y SENDERISMO, ¿Enemigos del Trail?

entrenamiento fuerza, individualizar entrenamiento, montaña, preparación física, proceso entrenamiento, Specific Trail, Strength training, trail running, ultra trail

Mi respuesta a esta pregunta es un rotundo no. Me parece que el trekking, caminatas, senderismo, … es una muy buena herramienta para mejorar nuestro rendimiento, lo importante es saber/acertar en cuándo, cómo, … es decir individualizar y personalizar al máximo el proceso de entrenamiento.

En el post de este mes voy a intentar explicaros cuales son los beneficios que tiene para nuestro rendimiento del trail una caminata o un trekking. Dividiremos los beneficios en: Técnicos, Físicos, Psicológicos y Tácticos. Para acabar orientaremos al cuándo puede ser mejor realizar este tipo de entrenamientos para llegar en perfectas condiciones a la competición.

Aspectos Técnicos

El senderismo nos puede ayudar a mejorar técnicamente para la práctica del Trail, como agente facilitador. Dado que vamos a menor velocidad podremos fijarnos en varias cosas que mientras corremos no nos da tiempo.

Podremos identificar qué musculatura trabaja más durante las bajadas, como coloco el cuerpo durante las bajadas y de la misma manera en las subidas. Por ejemplo, podremos ver que en la fase de ascenso si utilizamos bien nuestra cadena extensora (glúteos, isquiotibiales, gemelos, …) podremos hacer pasos más largos, pasar obstáculos más altos o simplemente ser más eficientes al mejorar la técnica por un mejor uso y conocimiento de nuestro cuerpo y de cómo trabaja. De igual manera pasa con los brazos, mientras caminamos los podremos discriminar mejor cuando me va a ir mejor ayudarme del brazo haciendo que impulse sobre mi muslo o bien si necesito que los brazos se sitúen delante de mi cuerpo y que me ayuden con el gesto del braceo. Otro aspecto técnico seria como la velocidad, tanto en subida como en bajada, hace que la superficie del pie que utilicemos cambie y por consiguiente la acción muscular también. Así que durante las caminatas, podemos probar en bajadas y subidas velocidades e identificar cuáles pueden ser las óptimas para nosotros.

Aspectos Físicos

La carga física depende del volumen y de la intensidad a la que realizas la actividad. En este caso el trekking nos permite disminuir la carga de entrenamientos ya que andando el impacto a nivel articular y óseo es menor, así como las necesidades cardiopulmonares.

Trabajo de fuerza específico. No hay entreno de fuerza más específico que el que puedas realizar durante la práctica del deporte en el cual quieras competir. Está claro que lo más parecido a correr por la montaña es andar por la montaña. Así que mientras realizamos un trekking realizaremos un trabajo de fuerza con mucha transferencia para nuestro deporte.

Entrenamiento de la eficiencia aeróbica. En ocasiones no entrenamos del todo bien esta “cualidad” que para carreras de ultra-resistencia es básica. Des de mi punto de vista lo más difícil es a nivel psicológico; aguantar a un ritmo el cual sabes que es bajo y que podrías ir más rápido, es difícil de aguantar. Por eso creo que en este tipo de salidas es idóneo para trabajar la eficiencia aeróbica y no volvernos locos por correr.

Por otro lado tomar conciencia de: en qué posición se encuentra mi tobillo, ángulo articular se encuentra mi rodilla, cómo están mis brazos cuando he tropezado con una raíz, … o en otras palabras, mientras caminamos podremos trabajar a nivel propioceptivo con mayor control que mientras corremos y con muchas más complejidad que cualquier ejercicio en un gimnasio.

Aspectos Tácticos

“No estrenes zapatillas en competición”, “ni se te ocurra probar un gel en una competición”, … casi infinitos podrían ser los ejemplos de esta índole, pero tengo una buena noticia, ya sé cuando podéis hacer estas pruebas y minimizar las consecuencias. Durante este tipo de salidas estamos en situaciones favorables para probar nuevos materiales o nuevos productos nutricionales, incluso practicar estrategias nutricionales para futuras competiciones.

Para competir y obtener el mayor rendimiento en el trail creo que hay una serie de cosas que no solemos hacer como es necesario, la exploración del terreno, planificar una estrategia de carrera y tener un par de planes alternativos a problemas comunes. Las salidas de trekking de entrenamiento son buenas situaciones para practicar este tipo de estrategias previas a lo que la salida y en caso de error, la tranquilidad de no competir y de ser una salida de un ámbito más lúdico nos facilita que no tengamos miedo a tomar decisiones.

Aspectos Psicológicos

De manera similar a la eficiencia aeróbica, en ocasiones también descuidamos la preparación psicológica y para practicar un deporte en el cual puede ser de larga duración, es fundamental que en algunos entrenamientos el objetivo sea psicológico o simplemente que haya una tarea con una orientación psicológica. En el caso de las caminatas nos podemos sentir tentados a correr en algún momento que el terreno sea muy fácil o a subir más rápido porque vemos que la cosa se alarga, puede ser este el día que nos marquemos un ritmo incómodo u obligarnos a no correr en todo el rato.

En varias ocasiones el estar centrado en conseguir el objetivo del entrenamiento, estar pendiente de la ortografía, ir a toda velocidad bajando o ir muy concentrado durante la subida en la respiración, seguramente no apreciemos una de las cosas por las cuales nos enganchamos a este deporte, los lugares tan bonitos por los que lo practicamos. También es fundamental compartir aquello que nos apasiona e ilusiona con la gente que nos rodea, bien sean amigos, pareja, familia, etc. y en esta asignatura en determinados momentos también podemos llegar a fallar un poco.

 TREKKING1

Cuándo?¿¿?

Desde mi punto de vista, lo que marca la diferencia no suele ser los ejercicios o tareas que realizas sino cómo lo dispones en el tiempo para obtener el máximo rendimiento, por eso creo que el senderismo/trekking es un buen “método” de entrenamiento siempre y cuando lo usemos en el momento adecuado.

Cuándo NO:

– Cerca de competiciones. 6 semanas antes no utilizaría este método de entrenamiento ya que en esa etapa necesitamos una gran especificidad en todos nuestros entrenamientos.

– Entre competiciones cercanas. Aunque parezca una buena manera de descansar, a mi modo de ver las cosas, creo que es mejor un alto grado de especificidad.

– En periodos de Ajuste. En esta fase de entrenamientos buscamos que el cuerpo asimile cargas de periodos anteriores y una de las cosas a las que nos tenemos que acostumbrar es a la intensidad (las caminatas disminuyen la intensidad de nuestros entrenamientos).

Cuando SI:

– En periodos transitorios. Una vez hemos acabado un grupo de competiciones y queremos que el sistema se recupere, puede ser un buen momento para este tipo de entrenamientos.

– En momentos de recuperación (fuera de la fase específica). La semana después de un periodo de gran carga puede ser un buen momento para utilizar.

– Para empezar a hacer entrenamientos de más de 3 horas y no nos vemos preparados psicológicamente o simplemente para mejorar nuestra resistencia psicológica al tiempo.

TREKKING2

10 CONSEJOS PARA RETOMAR LOS ENTRENOS DESPUÉS DE VACACIONES

montaña, preparación física, recuperación, Specific Trail, trail running, ultra trail

Os presento una serie de consejos para empezar de la mejor manera posible los entrenamientos después del pequeño parón (o disminución) de entrenamientos.

 

Empieza por crear buenos hábitos

Las prisas, el poco tiempo, la monotonía, … varios factores son mejorables durante la temporada y esta fase de la temporada es la mejor época para crear buenos hábitos y corregir esos comportamientos, pequeños detalles, que no te dejaron mejorar más y obtener mejores resultados la temporada anterior. Tan simple como establecer uno, dos o tres calentamientos tipo según el entrenamiento que vayas a hacer.

Dentro de los nuevos hábitos, para completar la vuelta a los entrenamientos y para seguir mejorando tu salud y rendimiento es interesante mejorar en otras facetas que no son estrictamente el entrenamiento. Mejorar la alimentación es un factor que enriquece todo el proceso de entrenamiento: incluir nuevos alimentos y quitar algunos (o disminuirlos). El aguacate, la gamba, los frutos rojos son alimentos que nos aportan nutrientes de calidad y que muchos de nosotros no solemos consumir con cierta frecuencia. Reducir, sino suprimir azucares refinados (no es tan difícil como parece).

 

Busca los retos de este año

Márcate los objetivos importantes de la temporada, que sean reales y a partir de aquí busca competiciones que te ayuden a llegar a estos objetivos lo mejor posible. Puedes poner otras competiciones que te exijan seguir los entrenamientos y que te hagan no perder la intensidad e ilusión que da la competición.

 

Entrena sabiendo que estas mejorando en cada entrenamiento

No improvises tus entrenamientos, planifica con anterioridad y programa que es lo que quieres entrenar cada mes y cada semana. De aquí saldrán los objetivos diarios para tus entrenamientos. Esto lo podrás saber si tienes claros los objetivos de la temporada.

 

No entrenes más de dos días seguidos

No seas demasiado exigente con tu organismo y respétalo. Empieza a acumular entrenamientos de manera progresiva. Después del periodo vacacional muchos tejidos de tu cuerpo se han desacostumbrado (desentrenado) al impacto de la carrera, a la intensidad de tus entrenamientos, a la inestabilidad y las posiciones exigentes de hacer trail. Tus tendones, tus huesos y tus músculos necesitan un periodo de adaptación. Respétalo.

Al principio no tener un calendario semanal muy exigente te ayudará a completar tu semana de entrenamientos y sentir que has completado el objetivo semanal.

 

Alterna los objetivos de los entrenos

Alternar los objetivos de tus entrenos, hará que los entrenos sean más variados. Que los entrenos sean más variados, hará romper la monotonía y tener más ganas de entrenar. Correr un día y al día siguiente hacer un entrenamiento de fuerza en circuito con algo de implicación en el sistema cardiovascular. Un día de series y al día siguiente que el objetivo sea mejorar la técnica en subida.

 

Aprovecha los momentos de descanso

Si los días de descanso no te gusta estar totalmente parado, aprovecha para mejorar puntos débiles: la flexibilidad, trabajo propioceptivo, trabajo compensatorio (prevención de lesiones), trabaja el tronco que tanto nos ayuda a subir (bastones o apoyos en las rodillas) y nos protege mientras bajamos (reducir el impacto en nuestra columna). Puedes hacer entrenamiento solo de técnica de carrera básica y así ser más eficiente y rápido.

Inmediatamente después de los entrenamientos es interesante optimizar las estrategias de recuperación. Indaga que tipo de estrategias te van a ayudar a recuperarte mejor después de cada entrenamiento. Entrenamientos orientados a la resistencia puedes tomar un zumo de remolacha y sandía. Entrenamientos orientados a un mayor desgaste muscular puedes tomar un batido recuperador muscular con glutamina, BCAAs, un baño de agua muy fría…

 

Progresa poco a poco en los kms y en el D+

Hacer una progresión correcta en el volumen de kms tanto recorridos como de desnivel, es importante para que nuestro organismo se vaya adaptando a estos dos tipo de carga tan diferente. Separa la progresión del volumen de km recorridos y la progresión en D+

 

Objetivo/s a corto plazo

Márcate uno o varios objetivos a corto plazo que te ayuden a seguir con regularidad y de manera estricta estos primeros entrenamientos. Carreras de 10k incluso 5 k con poco desnivel, o sin desnivel pueden ser buenas opciones. No tienen porqué ser carreras, también pueden ser evoluciones, conseguir el 100% de los entrenamientos marcados, etc.

 

Haz entrenos entretenidos, diviértete

Busca lugares nuevos donde entrenar es una buena manera de no caer en la monotonía y tener ilusión por salir a entrenar el próximo día. Haz que los entrenamientos sean dinámicos, series de diferente duración, series en llano, subida y bajada en el mismo entreno. Que dentro del entrenamiento haya una parte de competición (mejorar el tiempo en cada repetición, aumentar el D+ cada 10’…)

 

Calidad VS. Cantidad

Durante toda la temporada es importante que los entrenamientos sean de calidad pero quizás en este periodo inicial es más importante para no sufrir lesiones y poder así tener una línea de progresión adecuada sin parones por lesiones durante la temporada. Reducir el volumen de trabajo durante la sesión, pero que este tiempo de trabajo sea a una intensidad óptima y sirva realmente para mejorar.

 

 

RESUMEN

  • EMPIEZA POR CREAR BUENOS HABITOS
  • BUSCA LOS RETOS DE ESTE AÑO
  • ENTRENA SABIENDO QUE ESTAS MEJORANDO EN CADA ENTRENAMIENTO
  • NO ENTRENES MÁS DE DOS DIAS SEGUIDOS
  • ALTERNA LOS OBJETIVOS DE LOS ENTRENOS
  • APROVECHA LOS DIAS DE DESCANSO
  • PROGRESA POCO A POCO EN LOS KMS y EN EL D+
  • PONTE ALGUN OBJETIVO A CORTO PLAZO
  • HAZ ENTRENOS ENTRETENIDOS, DIVIERTETE
  • PRIORIZA ENTRENAMIENTOS DE CALIDAD vs. CANTIDAD

 

5 CONSEJOS PARA ENTRENAR (Colaboración corredordemontaña.com)

control entrenamiento, montaña, trail running, ultra trail

A continuación queremos daros algunos consejos fáciles y simples que nos van a ayudar mucho a poder finalizar cada sesión de entrenamiento con la satisfacción y la sensación de haber hecho un “peazo” de entreno.

Consejo 1: 

Para poder decir la frase “He conseguido el objetivo del entrenamiento tenemos que empezar por tener un objetivo para la sesión. A parte del objetivo de la mejora de nuestra condición físicadebemos marcarnos un objetivo medible, como por ejemplo: recorrer 10 km en 40 minutos, bajar el tiempo en las series respecto la semana pasada, conseguir 500m D en 35 minutos… El simple hecho de tener un objetivo claro para cada sesión de entrenamiento nos ayudará mucho a poder saber si hemos completado el entrenamiento con éxito.

Consejo 2:

02.06.15 escala-de-esfuerzo-de-borgTener un diario de entrenamientos. No sólo de ritmos, km, D+ y pulsaciones entiende el cuerpo. Solemos conocer al dedillo los kilómetros recorridos, el desnivel acumulado, las kcal que hemos consumido perosolemos descuidar que es lo que sentimos, que sensaciones tenemos al finalizar el entrenamiento. Una manera fácil es realizar una plantilla en el ordenador o en una libreta pequeña y ahí valorar del 0 – 10 (Percepción Subjetiva del Esfuerzo, PSE o RPE) la sensación de cansancio de la sesión (mejor hacerlo unos 30 minutos finalizados la sesión) y un pequeño comentario explicando cómo te has sentido durante el entrenamiento. Incluso podemos apuntar como estamos durmiendo y cuantas horas. Repasarlo unas cuantas semanas después te ayudará a ver si vas por buen camino o no.

Consejo 3:

Que los objetivos de las sesiones no interfieran con los objetivos de entrenamientos anteriores y/o posteriores. Tener un microciclo tipo nos puede ayudar a que los objetivos de las diferentes sesiones de la semana no interfieran entre sí. Para esto el artículo de otro compañero, Marc Banyuls, El día de mañana: cómo elegir entrenamiento según la sesión anterior, nos facilitará mucho la tarea. Haciendo que los objetivos semanales se complementen entre síconseguiremos aumentar nuestro rendimiento.

Consejo 4:

Tener una estructura y estrategia para el entrenamiento. ¿Haces siempre el mismo calentamiento? no habíamos quedado que el objetivo de cada entrenamiento era diferente…

  • Elegir el calentamiento óptimo para cada entrenamiento (trote suave, trote + progresiones, movilidad + estiramientos dinámicos, …),
  • elegir el proceso de recuperación óptimo para cada entrenamiento (hidratación, hidratación + suplementación, estiramientos, baño de agua fría, …) y
  • qué y cuándo beber/comer durante la sesión.

con estas tres cosas mejoraremos el rendimiento en nuestra sesión de entrenamiento,mejoraremos nuestra recuperación para el siguiente entrenamiento y practicaremos estrategias nutricionales que nos pueden ser útiles para la competición, es decir, mejoramos nuestro rendimiento.

Cosejo 5:

02.06.15 5_consejos_4Disfrutar del entrenamiento. Típico y tópico pero a la vez básico. Si el objetivo de la sesión es, por ejemplo “90 minutos fáciles con 500 m D” y nos encontramos que llevamos 30 minutos ya estamos rotos, con la lengua fuera y no hemos hecho ni 100m D, puede ser que nos replanteemos si seguir o no. Sufrir no es sinónimo de mejorar. No por estar sufriendo, dejándonos la piel, invocando a algún espíritu caritativo que nos ayude u otra estrategia fuera del mundo real va a ser mejor. Si a pesar de todo lo comentado anterior estamos sufriendo más de lo previsto, puede ser que hayamos fallado en algo. Ves a casa, repasa los objetivos semanales, mira en tu diario si llevas varios días que acabas más cansado los entrenos de lo que tocaba, repasa el calentamiento y si la estrategia nutricional ha sido la adecuada, seguro seguro seguro que encuetras qué ha fallado.

Como mejorar el rendimiento en subida sin pisar la montaña

entrenamiento fuerza, montaña, preparación física, Specific Trail, Strength training, trail running

¿Qué dos cosas hay que hacer bien para mejorar tu rendimiento en una carrera de trail? Bajar como un tiro y subir sin parar.

Para mejorar la subida y la bajada lo mejor es entrenar más y mejor, subir y bajar cuanto puedas, pero y si vivo en una región, zona, país llano, llanísimo, llanisísimo, ¿qué hago?

En este post, nada científico, hablaré mediante lo aprendido estos años de experiencia y os expondré qué herramientas creo que pueden ir bien.

El deporte que nos ocupa (trail running de media y larga distancia) se trata de un deporte dóndepuede llegar a imaginarse que la técnica de carrera no es de lo más importante ya que al haber tantos terrenos diferentes (piedra, barro, subida, bajada…) creemos lo más importante es únicamente aguantar mucho tiempo corriendo. Siendo, en algunos casos, ultra-resistenciadebiéramos tener optimizadas todas la variables que pueden mejorar el rendimiento.

En este caso nos centraremos en la técnica de carrera de subida.

En varias clases de anatomía, biomecánica… he oído el comentario “el músculo hace la acción”A esta frase deberíamos darle la vuelta o matizar que el músculo hace la acción, para la cual la acción le ha preparado, es decir, que de tanto hacer una acción el músculo se ha constituido de una determinada manera y hace dicha acción; ¿qué va antes el huevo o la gallina?

Con el párrafo anterior lo que quería explicar es que lo que debemos hacer para prepararnos para un tipo de ejercicio es mirar, además de qué músculos trabajan, cómo trabajan.

A diferencia de cuando corremos en plano, en montaña nuestras articulaciones (tobillo, rodilla, cadera, hombros…) trabajan en un rango de movimiento (ROM) diferente. Si mi musculatura no está acostumbrada a trabajar en esos rangos no se adaptará y mi consumo calórico será mayor por mi poca eficiencia en los movimientos. A parte de este derroche de calorías, a nivel muscular habrá un mayor daño muscular. Sin olvidar que a nivel tendinoso, por ejemplo, nuestro resistente y a la vez potente tendón de Aquiles, por la flexión dorsal en la que se encuentra el pie durante la subida, estará trabajando con una duración de la tensión y un ángulo muy diferente a correr en plano.

Vamos a identificar en que músculos centrarnos y cuál es la mayor diferencia en cada uno a la hora de hacer una subida respecto al plano.

– Gemelo y sóleo: como he comentado, la gran diferencia está en el ángulo en el que trabajan y en el tiempo de contacto con el suelo.

Ángulo del pie en contacto con el suelo. Foto: Víctor Saavedra.Ángulo del pie en contacto con el suelo. 

Ángulo que forma con el entrenamiento de montaña. Foto: Víctor Saavedra.Ángulo que forma con el entrenamiento de montaña. 

– Psoas: por porcentaje de pendiente trabajaremos de una manera más pronunciada la flexión de cadera producida por este músculo. En ocasiones trabajaremos en un rango muy cerrado en el cual, si no estamos acostumbrados suele producirse sobrecarga con facilidad.

– Lumbar: cuando el tronco adopta una posición de semiflexión, para que los brazos ayuden en la ascensión, la musculatura lumbar soporta el peso del tronco a la vez que ayuda al resto de la musculatura de la cadena posterior en la impulsión.

La región lumbar es sometida a una carga mucho mayor. Foto: Víctor Saavedra.La región lumbar es sometida a una carga mucho mayor. 

– Musculatura cadena posterior (tren inferior): no es que la cadena posterior no trabaje cuando corremos en plano, ni mucho menos, pero la activación del glúteo e isquiotibiales, entre otros, tiene más protagonismo durante la subida, que en plano.

– Cuádriceps: la acción del cuádriceps en la fase excéntrica (muy importante cuando corremos) se ve muy mermada y el cuádriceps trabaja mucho más su fase concéntrica que en una carrera a pie.

Una vez hemos identificado qué cosas se diferencian a nivel muscular entre correr en plano y en subida, hablaremos de qué se puede hacer para mejorar sin hacer un entrenamiento en la montaña.

Lo primero sería, como siempre, hacer una planificación del entrenamiento, pero esta vez hay que hacer una planificación del entrenamiento de fuerzamarcando una buena progresión de ejercicios, que cada vez se asemejen más a la competición e ir incluyendo todos los tipos de contracción que se va a encontrar cada músculo y el ángulo en el que va a trabajar. Por ejemplo, para el gemelo y el sóleo podríamos hacer:

–> Ejercicios de gemelos isométrico en máquina

–> Ejercicio de gemelos isométrico + carga en la fase excéntrica en máquina

–> Ejercicio de gemelos reactivo (máxima velocidad)

Solo son ejemplos

Para mantener la progresión y hacerlo más específico podríamos empezar los ejercicios duranteun mesociclo en un escalón, sin que haya mucho ángulo, e ir variando el tipo de contracción yaumentando la carga externa, según el objetivo de fuerza. Posteriormente cambiamos a la posición más inclinada y empezamos la progresión de ejercicios con la nueva posición, en este caso más parecida a lo que es una subida.

En este caso vemos que la progresión se produce por una mayor inclinación del cuerpo y porque primero trabajamos con dos pies y después con un pie.

progresion.gemelosEjemplo de progresión de entrenamiento de fuerza.

Esta es un poco la idea de trabajar la fuerza de una manera más específica para las subida. Recordad que no se trata simplemente de escoger una buena progresión de ejercicios sino también de ir haciendo que el tipo de contracción sea más específica para aquel que sea nuestro objetivo.

Entrenamientos especiales de fuerza y cardio

Una vez ya tengo una buena progresión del entrenamiento de fuerza para poder llegar con los músculos y tendones bien acostumbrados al trabajo que les vamos a pedir que hagan, ¿qué tareas puedo hacer para mejorar mi estado de forma y mejorar mi rendimiento en las subidas? Un buen entrenamiento para poder aguantar las subidas en el trail es hacer salidas con bicicleta de carretera y acumular desnivel en carretera. De igual manera que cuando entrenas en montaña te planificas una progresión en los km de D+, cuando hagas km en bici con desnivel debes hacer lo mismo.

Si tampoco puedes optar a hacer salidas en bicicleta donde puedas acumular desnivel porque vives en una zona muy plana la opción que podemos adoptar es realizar el mismo entrenamiento en una bicicleta estática. Se trata de una buena solución ya que, al poder regular la resistencia de la bicicleta, podemos simular un buen trabajo a nivel muscular, a la vez que estamos trabajando a nivel cardiovascular (similar a una subida).

En la bicicleta podemos plantearnos objetivos o bien orientados a la resistencia a la fuerza o bien al trabajo cardiovascular.

Ejemplo de tarea orientada a la resistencia a la fuerza en bicicleta:

– Repeticiones entre 1000 – 3000 metros con la resistencia de la bici alta pero que la fluidez del movimiento de las piernas sea similar a cuando estamos haciendo una subida, las revoluciones por minuto no sean muy muy lentas, incluso podemos ayudarnos con las manos para hacerlo aún más especifico, como si nos ayudáramos con los brazos en una subida.

Ejemplo de tarea orientada a el entrenamiento cardiovascular en bicicleta:

– Dado que en determinados momentos por el terreno hay una variación rápida y muy seguida, cambios de subida a bajada rápidos, es interesante tener la capacidad de adaptarnos y recuperarnos de esfuerzos cortos e intensos. Dentro de una sesión larga de bici podemos meter una tarea de 6-12×30″de trabajo A FONDO/30″ descanso activo. Nos podría quedar una sesión: 30′ rodar fácil + 5×30″/30″ + 45′ rodar fácil + 5×30″/30″ + 30′ rodar fácil.

¿Que quieres más opciones?

Para seguir aumentando el nivel de especificidad llegamos a las escaleras. Cualquier entrenamiento de repeticiones que tengas planificado hacer puedes implementarlo haciendo el trabajo mientras subes escaleras. ¿Los tramos de escaleras de los que dispones son muy cortos? ¡pues haz que se te hagan interminables! Convierte los tramos de escaleras en eldescanso entre las series o las repeticiones, sube las escaleras poco a poco de 4 en 4 con la ayuda de tus brazos y haz un trabajo de resistencia a la fuerza mientras descansas.

Para subir el nivel de complejidad de la tarea y compensar que las escaleras siempre son iguales (no tiene nada que ver con una montaña), lo que podemos hacer es subirlas de manera totalmente aleatoria, es decir, un paso 3 escalones, otro paso 2 escalones, vuelvo a 3 y después tres rápidos de un solo escalón. Combina y crea secuencias cada vez más complejas para poder mejorar tu capacidad de adaptación, dentro de ser un entorno muy fácil. Para dificultar esta tarea, lo que podemos hacer es hacerla después de una serie o una repetición y así nuestro estado de fatiga sea mayor. También podemos hacerla al alba o al anochecer, dificultando así la visión teniendo que agudizar los sentidos (ojo con esto).

Otra manera que hace posible mejorar mi rendimiento en la subida es hacer repeticiones en subidas de 500 m con o sin lastrar.

Utiliza el entorno que tengas próximo sacando el máximo partido de él y de las inclemencias del tiempo: si hoy llueve y no es el mejor día para hacer la tirada larga que te tocaba, ¿por qué no lo aprovechas? Seguramente se habrá creado algo de barro y podrás hacer unas repeticiones deskipping con resistencia añadida para tu psoas, mayor tiempo de contacto y por lo tanto carga para tus gemelos.

He intentado dar herramientas para que podáis complementar vuestros entrenamientos y que los optimicéis. Seguro que hay muchas tareas que no he puesto que son geniales pero, como he dicho al principio, hablo de las cosas que yo he hecho con mis conejitos de indias y que ellos mismos me han dicho que les han ido bien.

La infinidad de ejercicios, tareas, progresiones depende de tu entorno pero también de exprimirte, darle vueltas a la cabeza e intentar conseguir lo que quieres con los recursos que dispones que muchas veces son más de los que nos pensamos. Lo que sí creo que es importante es respetar una progresión en la dificultad de las tareas, en el volumen, en la carga, en la especificidad y en que cada tarea debe tener un objetivo claro. No veo bien y no creo que sirva de mucho ponerse a hacer un ejercicio porque has visto que otra persona lo hacía.

OPTIMIZACIÓN DEL PROCESO DE ENTRENAMIENTO EN LA MUJER

entrenamiento fuerza, individualizar entrenamiento, mujer, preparación física, principio individulización, proceso entrenamiento

En numerosos estudios se ha demostrado que existen diferencias fisiológicas significativas entre ambos sexos que afectan al proceso del entrenamiento. Uno de los factores que influye el mecanismo fisiológico del sexo femenino es el proceso del ciclo menstrual. No es ningún secreto que a nivel fisiológico mujer y hombre tienen unas diferencias significativas y en ellas viene dadas por el proceso del ciclo menstrual. Durante el ciclo menstrual se producen cambios hormonales en el organismo, que afectan a nivel muscular, óseo, tendinoso, ligamentoso, etc. afectando directamente al proceso de entrenamiento.

El objetivo de esta revisión es establecer el orden óptimo de las capacidades físicas básicas, -fuerza, resistencia, amplitud de movimiento y coordinación/habilidad/percepción- según estas variaciones hormonales que suceden en la mujer.

Los principios del entrenamiento deportivo son conocidos, no obstante existe una gran diversidad entre los autores en cuanto a las características, en cuantos principios desglosan el entrenamiento y nombre de éstos.
En éste caso, se seguirá la clasificación realizada por el Dr. Jürgen Wineck:

Principios de la carga para producir efectos de adaptación
• Principio del estímulo eficaz para el entrenamiento
• Principio de la carga individualizada
• Principio de la carga creciente
• Principio de la sucesión correcta de las cargas
• Principio de la carga variada
• Principio de la alteración de la carga
• Principio de la relación óptima entre carga y recuperación

Principio de la organización cíclica para garantizar la adaptación
• Principio de la carga continua
• Principio de la periodización de la carga
• Principio de la regeneración periódica

Principio de especialización para hacer específico el entrenamiento
• Principio de la adecuación a la edad
• Principio de la especialización de la carga

Principio de proporcionalización
• Principio de la relación óptima entre preparación general y específica
• Principio de la relación óptima en el desarrollo de los componentes del rendimiento

(Weineck, J. , 2005)

Cuando se inicia el proceso de planificación de un entrenamiento (temporada, competición, etc.) son muchos los principios que se deberán tener en cuenta. Se pueden priorizar ciertos principios a otros, pero uno que es insubstituible, sea cual sea el deporte (individual o de equipo, de resistencia o de fuerza, etc.) es el principio de carga individualizada.

Este principio tiene como objetivo “que los estímulos de entrenamiento se correspondan con la capacidad de la carga psicofísica, con la tolerancia individual y con las necesidades de cada deportista.” (Weineck, J. , 2005).

Dentro del principio de carga individualizada hay muchos factores a tener en cuenta como la edad, el sexo, experiencia deportiva, nivel inicial, historial deportivo, etc. Dentro del factor sexual lo que caracteriza la mayor diferencia entre géneros es el ciclo menstrual.

La imagen mostrada a continuación escenifica, mínimamente, los cambios hormonales asociados al ciclo menstrual.

hormonas.menstru

Como podemos observar durante estos 28 días, aproximadamente, suceden cambios hormonales continuos, por lo que es inevitable que éstos afecten al organismo. No detallaremos el proceso del ciclo menstrual, pero si identificaremos una serie de fases dentro de éste que nos ayudarán a ordenar las capacidades físicas durante este ciclo.

ciclo.menstrual.cmplet

Se identifican tres fases diferentes la fase folicular, la fase lútea y la menstruación. Conocer las características de cada una de ellas nos permitirá enfatizar cada una de las capacidades cuando se realice un entreno, dependiendo principalmente de los picos hormonales de Estradiol (E2) y Progesterona (P4).

Uno de los efectos asociados al E2, es la afectación que éste produce en la estructura ósea, alargando la fase del crecimiento, dado que provoca un retraso en el cierre de la epífisis y favorece la osteoporosis en niveles bajos.

Por otro lado la P4 puede tiene efectos relevantes en el entrenamiento, como son: el incremento de la temperatura central, la reducción de espasmos y relajación de músculos lisos. Además actúa como agente antiinflamatorio y reduce la respuesta inmune.

 

A continuación se analizará de manera detallada como se ve alterada cada capacidad física por el ciclo menstrual.

ENTRENAMIENTO de la FUERZA

Existen estudios que concluyen no haber observado cambios en la fuerza durante el ciclo menstrual, no obstante otros autores que se centraron en comparar los cambios de la fuerza entre las diferentes fases y sí observaron una mayor mejora de la fuerza máxima si se realiza el entrenamiento de fuerza en la fase folicular que si se realiza en la fase lútea. Y como sucede durante las fases donde los niveles de E2 son más altos, la recuperación muscular llega a niveles basales con una mayor celeridad.

Por otro lado durante la menstruación en algunos artículos hemos podido observar cómo pueden haber picos de fuerza más altos.

figuras.fuerza

En estas dos figuras, que encontramos en la parte superior, de dos artículos diferentes se observa como el entrenamiento en la fase folicular obtiene unas mayores ganancias de fuerza que si se realiza en la fase lútea.

 

ENTRENAMIENTO de la RESISTENCIA

En cuanto al consumo máximo de oxigeno (VO2máx.) no se observan diferencias entre las fases del ciclo menstrual, ni tampoco en cuanto al metabolismo aeróbico. Como en el caso anterior, si estudiamos las diferencias entre las fases, sí que se observa que durante la fase lútea existe mayor oxidación de las grasas y un mayor consumo de glucógeno en actividades anaeróbicas máximas. Por ello se puede decir que durante la fase lútea deberíamos dar mayor énfasis a entrenamientos de carácter aeróbico extensivo, ya que vamos a poder utilizar la oxidación de grasas como combustible de una manera más fácil y no “malgastar” glucógeno en entrenamientos más anaeróbicos. También se conoce que la P4 es un estimulante de la ventilación pudiendo provocar una disminución del VO2máx.

 

AMPLITUD DE MOVIMIENTO (ADM) Y ESTABILIDAD ARTICULAR (EART)

En este caso la ADM y la esta EART siempre han sido unas “capacidades” puestas en entredicho, de manera que, en innumerables ocasiones se ha dicho que las mujeres son más propensas a lesiones articulares. Los cambios hormonales suponen un factor coadyuvante de dichas lesiones, a continuación se explicara brevemente el origen de este factor coadyuvante.

Se observó que los niveles altos de E2 tienen una correlación negativa con el stiffness muscular (o rigidez muscular; capacidad muscular o propiedad biomecánica del músculo de oponerse al estiramiento), si lo relacionamos con la activación muscular, es un factor importante para la estabilidad y la protección de la articulación.

Por otro lado las disminuciones bruscas de E2 podrían aumentar la rigidez ligamentosa, afectando así a la capacidad de poder recibir información por esta vía, reduciendo la capacidad de adaptarse a posibles inestabilidades o situaciones adversas.

 

OTRAS ALTERACIONES

Para el entrenamiento podemos observar otras alteraciones que nos vienen dadas por el ciclo menstrual.
La percepción subjetiva del esfuerzo (RPE) se puede ver alterada al inicio o durante la menstruación, siendo esta percepción mayor.

En comparación con el género masculino se observó que la tensión de rotura en tendones es mucho más estable en hombres que mujeres, lo que puede favorecer que se produzca una lesión tendinosa con mayor facilidad. O en el caso de que exista dicha lesión, podamos influir en el empeoramiento o mejoría de ésta. Por otro lado y saliéndonos de lo estrictamente físico, encontramos la presencia de receptores de E2 en córnea, iris y cuerpo ciliar, retina…lo que nos sugiere que las hormonas sexuales pueden modular el funcionamiento a nivel sensorial/perceptual, pudiendo afectar a procesos visuales. En este mismo ámbito de la percepción, la P4 pertenece al grupo de neuroesteroides, pudiendo ser sintetizado dentro del sistema nervioso central. Los neuroesteroides afectan al funcionamiento de las sinapsis, son neuroprotectores y afectan a la mielinización, pudiendo mejorar la memoria y la habilidad cognitiva (en investigación).

 

CONCLUSIONES

Como síntesis de esta revisión, presentamos una propuesta para indicar el orden de las capacidades físicas básicas en el entrenamiento siendo más favorables según las fases del ciclo menstrual en la cual trabajemos.

orden.cap.menstru

Recordar que esta revisión va únicamente dirigida a poder optimizar el proceso de la planificación del entrenamiento ordenando de las capacidades físicas básicas para obtener el mayor rendimiento posible de nuestro entrenamiento, respondiendo al principio de individualización, dentro del gran número de principios que tenemos que tener en cuenta.
Para los deportistas de sexo masculino que no vean una utilidad directa para la mejora de su entrenamiento/rendimiento, espero que les sirva para hacer una reflexión en el principio de individualización de la carga de una manera mucho más exhaustiva y mejorar así todo el proceso de entrenamiento, desde la planificación hasta la ejecución.

 

BIBLIOGRAFIA

Bell, D.R. et al., 2012. Estrogen and muscle stiffness have a negative relationship in females. Knee surgery, sports traumatology, arthroscopy : official journal of the ESSKA, 20(2), pp.361–7. Available at: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21695466 [Accessed December 4, 2013].

Dallinga JM, Benjaminse A, L.K., 2012. Which screening tools can predict injury to the lower extremities in team sports?: a systematic review.

Hansen, M. et al., 2013. Impact of oral contraceptive use and menstrual phases on patellar tendon morphology, biochemical composition, and biomechanical properties in female athletes. Journal of applied physiology (Bethesda, Md. : 1985), 114(8), pp.998–1008. Available at: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23429870 [Accessed November 20, 2013].

I, S.S. et al., 2013. Effects of Estrogen Fluctuation during the Menstrual Cycle on the Response to Stretch-Shortening Exercise in Females. , 2013.

Kubo, K. et al., 2009. Muscle and tendon properties during menstrual cycle. International journal of sports medicine, 30(2), pp.139–43. Available at: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19067277 [Accessed December 14, 2013].

Richards, M., 2012. Visuo-perceptual task performance across the menstrual cycle in women with and without premenstrual symptoms: potential influences of estradiol and estradiol sensitivity on retinogeniculostriate, extrastriate, and elementary retinal-based smooth pursuit p. Available at: http://thesis.lakeheadu.ca:8080/handle/2453/151 [Accessed November 24, 2013].

Shultz, S.J. et al., 2007. NIH Public Access. Med Sci Sports Exerc., 36(7), pp.1–19.

Sung, E., 2012. Strength Training and the Menstrual Cycle.

Inmersión en agua fria

montaña, preparación física, recuperación, trail running, ultra trail, VoltaCerdanya, zegama
Con motivo de la celebración de la “Volta a la Cerdanya Ultrafons” he creído interesante hacer mi primer post sobre una estrategia recuperadora, que seguro a muchos les va bien después de la carrera, como es la inmersión en agua fría. 

Espero que todos podáis disfrutar de vuestras carreras y entrenos de esta fin de semana y para que al día siguiente podáis bajar escaleras, espero que todos utiliceis, dentro de las posibilidades de cada uno, esta información que comparto con vosotros.

RECUPERACIÓN POST EJERCICIO

Muchas son las estrategias de recuperación post ejercicio que nos van a permitir recuperarnos mejor y más rápido: el descanso, la nutrición, la recuperación activa, masaje, prendas compresivas, etc. Esta vez comentaremos la inmersión en agua fría.

La crioterapia, la disminución de la temperatura de los tejidos mediante la pérdida de calor corporal (Chesterton et al., 2002) es una intervención que podría ayudar a mantener el equilibrio entre el entrenamiento, la competición y la recuperación. La crioterapia puede administrarse de diferentes formas y tiene el propósito de reducir la inflamación, el edema y el dolor que aparecen luego de una serie de ejercicio que produzca daño muscular (Barnett, 2006).(Goodall & Howatson n.d.)

El ejercicio intenso con contracciones excéntricas induce la aparición de dolor muscular de aparición tardía (DMAT), en inglés delayed onset muscular soreness (DOMS) así como también daño muscular inducido por el deporte, en inglés exercise induced muscle damage (EIMD). No se conocen exactamente los mecanismos responsables para este daño muscular y no sólo las contracciones de tipo excéntrico son las causantes de EIMD, las vibraciones en los tejidos, los impactos fuertes y un elevado coste y estrés metabólico. (Bieuzen et al. 2013)


Durante los 30 – 60 minutos después (Meyer et al. 2014) de la competición es cuando deberíamos someternos a la inmersión en agua fría para optimizar esta estrategia de recuperación.

Los efectos de la inmersión en agua fría son varios. La inmersión en agua tiene la CAPACIDAD de crear el desplazamiento de los fluidos desde la periferia hacia la cavidad central (de las piernas al corazón). Esta presión hidrostática provoca múltiples cambios fisiológicos, incluyendo el incremento del transporte de substratos y la reducción de la resistencia periférica y el volumen extracelular variando el gradiente osmótico (Bieuzen et al. 2013), es decir, favorece la de circulación de la sangre para eliminar con mayor celeridad las substancias de desecho y que lleguen, a su vez, substancias que nos ayudan a recuperarnos.

A continuación veremos los resultados en comparar diversas estrategias de recuperación relacionadas con la inmersión en agua.

 Inmersión intermitente en agua fría vs. Masaje recuperador:

Delextrat et al. en un estudio comparan estas dos estrategias recuperadoras en un deporte con esfuerzos de alta intensidad, elementos explosivos y cargas excéntricas.

En estas dos gráficas apreciamos como tanto laDelextratinmersión en agua fría (CWI) como el masaje tienen un efecto beneficioso en cuanto a la sensación de daño muscular en piernas en hombres y también en mujeres, respecto al grupo control, el cual no realiza ningún tipo de estrategia de recuperación.
Por otro lado en el apartado de conclusiones Delextrat et al. confirman que según los resultados, “en general, la inmersión en agua fría es más útil que el masaje en la recuperación” (Delextrat et al. 2013)

 

 

– Terapia de Contrastes en Agua (CWT) vs. Recuperación Pasiva:

Se observó como en la revisión de diferentes estudios donde se utilizaba la CWT los resultados fueros positivos en un 95% a favor de la CWT vs. Recuperación Pasiva, tanto para las 6, 24, 48 y 72 h.

diferences

Figure 4. Forest plot of comparison: Contrast vs. Passive, outcome: Muscle soreness: various scales Likert and VAS. doi:10.1371/journal.pone.0062356.g004

Si observamos parámetros específicos que nos marcan el daño y/o fatiga muscular como la creatina kinasa (CK), el lactato deshidrogenasa (LDH). En el caso de la CK se observó como para las 6 y 24 h la CWT no tuvo efectos significativos, en cambio para las 48 y 72 h sí que hubo un descenso en los niveles de CK, mientras que para el LDH lo efectos beneficiosos para la recuperación se observaron en las primeras 6 h y en las 24, 48 y 72 h los cambios no fueron tan significativos.

– Inmersión en Agua Fría (CWI) vs. Terapia de Contrastes en Agua CWT:

En cuanto al daño muscular se observaron niveles más bajos de CK en todos puntos horarios analizados 6, 24, 48 y 72 h. Para el LDH los resultados no fueron significativos.
Para los marcadores de inflamación CRP e IL-6 no hubo diferencias significativas. En cambio para la recuperación de los niveles basales de fuerza, en el 50% de los casos la CWI fue mejor que la CWT.


– Inmersión en Agua Fría (CWI) vs. Intervención Pasiva:


Se observaron mejoras significativas para todas las horas, en este caso, 24, 48 y 72 h.

Diong

Diong J , and Kamper S J Br J Sports Med doi:10.1136/bjsports-2013-092433

 

Tanto la inmersión en agua fría (CWI) como la terapia de contraste en agua (CWT) son estrategias que mejoran y aceleran la recuperación muscular después de un ejercicio intenso. Pero en todas las ocasiones hay diferentes maneras de realizar cada estrategia, el tiempo de inmersión, la temperatura del agua fría o la caliente, si lo hacemos en diferente series o en una misma serie.
El siguiente estudio (Glasgow et al. 2014) analiza las siguientes estrategias,

1. inmersiones de contraste cortas: 1 min inmersión en agua a 38⁰C seguidas de 1 min CWI a 10⁰C (3 repeticiones)
2. inmersiones cortas de CWI: 1 min CWI a 10⁰C seguidas de 1 min de no inmersión (3 repeticiones)
3. 10 min CWI a 10⁰C
4. 10 min CWI a 6⁰C
5. grupo control: descanso pasivo, no inmersión;
observando parámetros subjetivos, DOMS y objetivos CK, inflamación y ROM se observan los resultados de la tabla


Glasgow

 

 

 

 

 

 

(Glasgow et al. 2014)

 

– Claramente la inmersión en agua fría (CWI) a 6⁰C durante 10 min seguidos parece ser la más efectiva de todas las estrategias de inmersión.

(Goodall & Howatson n.d.)
Estas dos gráficas no hacen más que confirmar, reportando otros parámetros, como la crioterapia ayuda al deportista a recuperarse de una manera más rápida de un esfuerzo extenuante con cargas excéntricas, como puede ser el trail y el futbol.

Para finalizar recordad que la inmersión en agua fría es sólo una de las estrategias a seguir después de un ejercicio intenso (competición o entrenamiento), lo ideal sería sumar todas las estrategias que estén a nuestro alcance hidratación, reposición de nutrientes, uso de electroestimuladores, masajes, etc., individualizando según el deportista y que actuaciones le van mejor o peor, pero siempre intentando apoyarnos en estudios científicos y no en creencias populares.

 

Bibliografía

– Bieuzen, F., Bleakley, C.M. & Costello, J.T., 2013. Contrast water therapy and exercise induced muscle damage: a systematic review and meta-analysis. PloS one, 8(4), p.e62356. Available at: http://www.pubmedcentral.nih.gov/articlerender.fcgi?artid=3633882&tool=pmcentrez&rendertype=abstract [Accessed May 24, 2014].


– Delextrat, A. et al., 2013. Effects of sports massage and intermittent cold-water immersion on recovery from matches by basketball players. Journal of sports sciences, 31(1), pp.11–9. Available at: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22935028 [Accessed May 24, 2014].


– Glasgow, P.D., Ferris, R. & Bleakley, C.M., 2014. Cold water immersion in the management of delayed-onset muscle soreness: Is dose important? A randomised controlled trial. Physical therapy in sport : official journal of the Association of Chartered Physiotherapists in Sports Medicine. Available at: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24768476 [Accessed May 24, 2014].


– Goodall, S. & Howatson, G., Efectos de Múltiples Inmersiones en Agua Fría sobre los Índices del Daño Muscular.


– Meyer, T. et al., 2014. Regenerative interventions in professional football. Sport-Orthopädie – Sport-Traumatologie – Sports Orthopaedics and Traumatology, pp.1–7. Available at: http://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S0949328X14000672 [Accessed May 24, 2014].